Si bien cada usuario decide qué necesita limpiar, estas son las tareas más comunes que realizamos en TELAVADO:

Quitar el polvo de todas las habitaciones. Hablamos de dormitorios, salones, salas de estar, cuartos de plancha… En este sentido se limpiará el polvo de paredes y techos, muebles, armarios, radiadores, etc.

Lavado de suelos. Cada tipo tiene el producto más adecuado (cerámica, madera, etc.).

Armarios limpios. Exterior e interior si lo desea el usuario.

Limpieza de cristales. Esto incluye rieles y cortinas.

Limpieza de cocinas. Esta es probablemente una de las zonas que más atención necesita debido a la inevitable acumulación de grasa. Hablamos de la limpieza de azulejos, campanas extractoras, electrodomésticos (horno, microondas, frigorífico) y armarios (interiores y exteriores), suelos, etc.

Limpieza de baños. Una parte importante son los azulejos, mamparas de ducha, suelos, muebles (interiores y exteriores), espejos, estanterías y productos.

Limpieza de pasillos. También se limpiarán a fondo recibidores, armarios y pasillos.

Limpieza de vehículos. Esto incluye tanto interior como exterior.